El poderío militar ruso, reconocido como la segunda potencia mundial y su efectividad en la guerra

El poderío militar ruso, reconocido como la segunda potencia mundial y su efectividad en la guerra

20 de mayo de 2022 122 Por María Manuela de la Rosa Aguilar

No hay enemigo pequeño  y la guerra es un fenómeno incierto

(Primera parte de 3)

Si bien, la fama del ejército ruso conlleva mucho de propaganda, mundialmente es reconocido como la segunda fuerza militar, después de los Estados Unidos.

Las lecciones olvidadas de la historia

Vemos como Putin, seguro de su victoria, se lanzó contra Ucrania, cuyas fuerzas armadas están muy por debajo de Rusia y no figuran dentro de los ejércitos más poderosos del mundo. Sin embargo, la victoria no llega después de dos meses de guerra.

Y es que tal vez los líderes megalómanos no acostumbran tomar las lecciones del pasado, porque los más grandes conquistadores fueron derrotados estando en la cumbre de su poder:

Ciro El Grande, que murió a manos de Tomiris, reina de los masagetas hacia el año 530 a. de C.

La derrota de Jerjes, el poderoso rey persa en la batalla de las Termópilas en el año 490 A. de C., donde los espartanos, al mando de Leónidas, salieron victoriosos, pese a su gran desventaja numérica.

Alejandro Magno, el gran conquistador y paradigma de la formación de un imperio, no logró consolidar la conquista de la India y murió de fiebres en el año 323 A. de C., o tal vez envenenado. Aunque su recuerdo perdura, su vida es una lección que muchos no aprenden; invadir a un pueblo no siempre es la mejor idea.

Atila, en la batalla de los campos cataláunicos, el 20 de junio del año 451 fue derrotado por el general Flavio Aesio y el rey visigodo Teodorico I.

El Sitio de Viena en el S. XVI cuando las tropas otomanas, con 120,000 soldados, 300 cañones y un total de 300,000 personas quisieron ocupar Viena, que fue defendida por alemanes, españoles y bohemios, que sumaban apenas 24,000 unidades, derrotaron al gran y poderoso ejército otomano.

La derrota de Napoleón en la batalla de Waterloo en 1815, que marcó su declive.

O la batalla de Tolvajärvi, entre finlandeses y soviéticos en 1944. Los rusos estaban seguros de que con sus 20,000 efectivos arrasarían a Finlandia, que tenía sólo 5,000 soldados para su defensa, pero pese a su desventaja numérica, lograron ganar, eliminando a 5,000 soldados rusos.

Una hazaña que queda ahí para la historia y que vale recordar ahora que Finlandia está siendo amenazada por el gigante ruso, para que no forme parte de la OTAN, aunque Finlandia ya solicitó su ingreso y seguramente pronto formará parte del Tratado del Atlántico Norte.

Putin olvida su propia historia, manteniéndose impertérrito sentado en el trono de la Federación Rusa, en medio de rumores de una enfermedad, de la derrota, de traiciones internas y hasta de una revuelta. El líder continúa en su empeño de apoderarse de Ucrania, pero además de atacar a Finlandia y Suecia, si éstas se adhieren a la OTAN.

No escucha, no ve y menos se ocupa de leer a la opinión pública mundial y menos a los líderes del mundo.

¿Podríamos estar ante la debacle de uno de los líderes más poderosos del mundo?  El devenir es incierto, China, aliado natural de Rusia y que indudablemente apoya a Putin, se ha mantenido silente, la India, aunque aliado de los Estados Unidos, apoya a Rusia, pero no se ha pronunciado al respecto, ni siquiera Corea del Norte.

Sólo los países periféricos, sometidos a la Federación Rusa y antiguamente parte de la URSS, como Bielorrusia, Serbia, Tayikistán, Kazajistán y Armenia, se han visto obligados a colaborar con Rusia.

Las presiones para Putin son muy grandes y su principal amenaza a la estabilidad de Europa se diluye con la primavera, porque el gas ruso deja de tener prioridad.

Muchas aristas tiene esta guerra que ya amenaza con provocar una hambruna mundial, porque los cereales se encuentran estancados ante la imposibilidad de exportarlos de Ucrania y Rusia hacia el mundo. Rusia, en tanto, puede caer en la bancarrota con las sanciones económicas de occidente. China podría solventar sus finanzas, pero ¿a qué precio? También depende del comercio con occidente.

Y existen otros interesantes factores estratégicos de los que hablaremos en nuestras próximas entregas:

  • Los problemas de las fuerzas armadas rusas
  • La estratega fuera de contexto
  • El fallido intento de asesinato a Zelensky
  • La importancia del liderazgo
  • El comparativo del poderío militar
María Manuela de la Rosa Aguilar
María Manuela de la Rosa Aguilar

Tu opinión nos interesa: