Gana la diplomacia en la cumbre entre Biden y Putin

Gana la diplomacia en la cumbre entre Biden y Putin

22 de junio de 2021 376 Por María Manuela de la Rosa Aguilar

Luego de diversas declaraciones por parte de Joe Biden y Vladimir Putin, en donde de acusan mutuamente, se esperaba que en la cumbre del pasado miércoles 16 de junio hubiera un desencuentro entre ambos líderes, que pugnan por la hegemonía de sus respectivos países. Sin embargo, ganó la diplomacia y el encuentro, si bien, no tuvo la cordialidad que normalmente existe entre mandatarios, el diálogo se centró en temas generales, evitando las controversias, lo cual no sólo tranquilizó a los mercados, sino que abonó a la estabilidad global.

Biden señaló que su agenda no va dirigida contra Rusia, sino a favor del pueblo norteamericano, por lo que sus acciones están motivadas sólo por este objetivo, como la preocupación por combatir el Covid-19, para reconstruir asimismo la economía y as relaciones en todo el mundo, sobre todo con sus aliados

  • Vladimir Putin se refirió al tema de la adhesión de Ucrania a la OTAN

Llama la atención la estrategia de Biden de ir segundo en la conferencia de prensa que ofrecieron, donde se vio más prudente, para tener la oportunidad de dar una réplica por lo que pudiera expresar Vladimir Putin, quien, con la seguridad que lo caracteriza, no tuvo objeción en ser el primero, puesto que sus objetivos son más que claros en la lucha por obtener la preeminencia de Rusia en el concierto mundial, una meta que con Biden no se ve tan factible como lo fue con Trump.

El tema de la ciberseguridad fue mencionado por ambos mandatarios, desde sus muy particulares puntos de vista, pues sigue en la agenda de Biden la presunta intervención rusa en las pasadas elecciones. Además, salió a la luz un informe de inteligencia sobre la difusión de información falsa contra Biden, para influir en las elecciones a favor de Donald Trump, por lo que Biden no tuvo empacho en anunciar que habría consecuencias legales.

Y no hay que olvidar que ambos países retiraron a sus representantes diplomáticos de manera bilateral por las tensiones surgidas desde la campaña presidencial. Y al respecto anunciaron que esta situación volverá a la normalidad en breve.

Ambos líderes reconocieron la importancia que el ciberespacio y las responsabilidades que ello implica. Y llama la atención que Putin haya admitido que Estados Unidos ha sido víctima del mayor número de ciberataques, aunque dijo que Rusia también ha sido víctima de ellos.

Pero, como hemos dicho en anteriores ocasiones, Estados Unidos está de regreso y aunque la visita a la OTAN era obligada, fue significativa, porque se refirió a China y mantendrá su influencia centrada en este organismo, ya que es de importancia crítica para su hegemonía, sobre todo por la importancia para mantener el control respecto a Rusia, China, Afganistán y Ucrania.

Así que es claro que Estados Unidos regresa con fuerza a la escena mundial, basándose en que un ataque contra sus aliados está considerado como un ataque contra los estadounidenses, un precepto legal muy conveniente para su intervención en cualquier conflicto que pudiera suscitarse.

Y ahora, con la agenda sobre el cambio climático y el control de armas, en donde ya ha logrado avances con Rusia, pone a China en la mira por su creciente influencia y en gran medida porque no juega con las mismas reglas, gracias a lo que ha ganado un gran poderío económico, pero además por contar con uno de los ejércitos más poderosos del planeta, que además tiene los mayores efectivos. China es hoy por hoy, incluso sobre Rusia, un gran contrincante que puede poner en jaque la seguridad global.

Sólo recordar que China tiene 2´183,000 efectivos; Estados Unidos 1´400,000; en tanto que Rusia 1´013,000.

Y la India 1´144,000 efectivos, perfilándose como uno de los países de mayor crecimiento económico, pero además con un poderío militar que lo sitúa como uno de los grandes. En el Mar de China su importancia estratégica es vital para el país asiático, pero lo mismo para los Estados Unidos, así que ganarse su adhesión, es un tema primordial de geo-estrategia.

María Manuela de la Rosa Aguilar
María Manuela de la Rosa Aguilar

Tu opinión nos interesa: